La invasión de los perfectos (pantalones de rayas)

Hoy mismo comentaba con mi cuñada que no me gusta mucho hablar de mi vida personal en el blog, en plan detalle y eso. Aparte de por un tema de privacidad, es porque me da un poco de vergüenza torera. Pienso que, total, a quién le importa a qué hora me levanto o me acuesto, las veces que le he dado la vuelta al mundo o a mi barrio, las copas fashion o los vasos de agua que me bebo al día, subida o no a unos tacones. ¡Todas esas cosas son aburridísimas!

Las redes sociales, el famoso what´s app y los blogs se han convertido en escaparates de unas vidas en las que todos somos muy guapos, viajamos por lugares exóticos, tenemos un trabajo de la leche y sólo enseñamos lo bueno de nosotros mismos, aplicando el correspondiente filtro antes. Esto ha sido algo así como la invasión de los perfectos. Nunca se nos avería el coche o nos rompemos una pierna mientras nos cae un aguacero encima. Eso es de gafes. Aquí y ahora todo es felicidad, a vivir que son dos días porque somos inmortales.

La vida está salpicada de momentos de una dureza descarnada, y eso para los que tenemos muchísima suerte. Como tampoco es cuestión de ir contando nada de eso, pues decido que para qué dar santo y seña de mis andanzas: ni de las super guays ni de las regulares. Mis preocupaciones, de puro comunes, también son un rollo.

Así que perdonad mis paranoias si os cuento que el look de hoy está inspirado en la Riviera francesa, en aquellas señoras de alta cuna que pasaban allí, indolentes, sus días de verano. La imaginación es poder y, ante una vida que considero normal, lo mejor que puedo contaros del look mientras me ajusto el sombrero.

pantalones de rayaspantalones de rayasPantalones de rayasPantalones de rayas
Pantalones: Cortefiel
Blusa: Purificación García
Pulsera: Bimba&Lola
Colgante: Massimo Dutti
Sombrero y gafas: Zara
Sandalias: Uterqüe
Bolso: Es de mi madre, y por lo visto, “marca la pava”

Fotos: Rafael Hayas

Sueño de una noche de verano

Titania, reina de las ninfas y del bosque, es un hada con mucho carácter. Para vengarse de ella, su marido, el rey Oberón, pone en sus párpados el jugo de la flor del amor mientras duerme. Este hechizo hace que cualquiera que lo lleve se enamore de la primera criatura que vea tras despertar.

Puck, duende ayudante del rey Oberón, transforma la cabeza del tejedor Botton en la de un asno. Con sus gritos por la transformación la reina Titania se despierta y, víctima del encantamiento, se enamora perdidamente de él y lo idolatra por su belleza.

Oberón los sorprende en plena exaltación del amor y, compadeciendo a la pobre Titania, frota sus ojos con una hierba que la libera del encantamiento.

Realmente nada es tan grave. Está claro que mi blog no es un blog normal, que la belleza está en los ojos de quien mira y que la vida es sueño, el sueño de una noche de verano.

Sueño de una noche de verano

Sueño de una noche de verano

Sueño de una noche de verano

Sueño de una noche de verano

Sueño de una noche de verano

Sueño de una noche de verano

Ninfa del bosque 2

Por cierto, las hadas no llevan zapatos ni bolso. Ellas no los necesitan. Si alguna vez queréis inspiración literaria para vestiros, preguntadme a mí.

Vestido: Uterqüe (similar aquíaquí aquí)
Corona de flores: Rojo Mostaza (similar aquí, aquíaquí )
Brazalete: Bimba&Lola (similar aquí o aquí)
Pendientes: Kenneth Jay Lane

Fotos: Rafael Hayas

Oscar de la Renta y su charme

Qué tendrá Óscar de la Renta que me gusta tanto. ¿Qué tendrá Óscar de la Renta, aparte de buen gusto, ingenio, saber hacer? Pues su ropa tiene eso que los franceses llaman charme, que en libre traducción, y sin saber yo mucho francés, significa algo así como atracción, encanto, hechizo.

Pero no se trata de ser una especie de princesita lánguida y sumisa, vestida de cuento, no. Se trata de ser una mujer moderna y eficaz, que coge el toro por los cuernos, lo cual coincide plenamente con mi filosofía de vida:

“Ella creía en los sueños, de acuerdo, pero también pensó que debía de hacer algo al respecto. En vista de que el Príncipe azul no aparecía, ella fue a palacio a por él.” – Walt Disney.

Enfrentándonos a la realidad, yo ya he vuelto, así que esta noche subo nuevo look aquí.

Óscar, ¡zas!, ahora sé por qué te quiero.

Under the photo, English version

Oscar de la Renta

I think Oscar de la Renta has that French charme, that means something like a strong charm, attraction, appeal.

But the issue isn´t to look like a gloomy and submissive princess. It´s the opposite: a favolous woman who has something to say. This is the idea that inspire his collections:

“She believed in dreams, all right, but she also believed in doing something about them. when prince charming didn’t come along, she went to the palace and got him.” – Walt Disney.

Oscar, now I know why I love you.

It´s time to face future and life. Tonight, new look here.

1 2 3 155