¿Qué me pongo en Navidad?: A night for magic!

Se acercan las fiestas y también la tonta pregunta de ¿qué me pongo en Navidad?

Ya sabéis que me gusta darle a la imaginación, por eso nunca os toméis mis propuestas  al pie de la letra. Busco lo más bonito para hacer mis collages, con total independencia del precio. Luego ya cada una que lo adapte a su armario… O no.

A mí me encanta la Navidad desde pequeña. Mis recuerdos de infancia se remontan al olor a frío y castañas de Granada, a la casa de mis tíos, a tocar la pandereta, a hacer teatrillos con mis primas y hermana, a jugar al parchís, a reírnos mientras comemos las uvas, previamente deshuesadas; a ver los Belenes de las Iglesias, a cuál más bonito y a poner el nuestro propio, en el que una cabra era más grande que un pastor; a desparramar por el suelo todos los adornos del árbol, que tienen ese halo mágico; a esperar a los Reyes Magos… A pasarlas en familia.

Supongo que prácticamente he descrito la ilusión de todos vosotros por entonces. Eran ilusiones sencillas, eran ilusiones de verdad.

Aunque en la actualidad nos hayamos sofisticado mucho, y nuestros Belenes y árboles sean ahora de diseño, en realidad poco importa. ¿Que nos ponemos un vestido de encaje y un anillo verde para proceder con las uvas? Perfecto. ¿Que no? Unos vaqueros también sirven. Lo importante es lo otro: que no os falte el teatrillo, la pandereta o la cabra llegando al Portal. Lo suyo es reírte de todo eso, y más, con los que esperemos que nos duren muchos años. Feliz Navidad con mucha antelación.

¿Qué me pongo en Navidad?

Un solo pendiente

Un solo pendiente: hay que probarlo. Es una tendencia barata y fácil, ¿por qué no? Lo propusieron Celine o Louis Vuitton, pero ya tenemos unos bastante asequibles en Zara o Mango.

En mi opinión, llevar un solo pendiente requiere seguir ciertas reglas porque, como siempre, lo que parece que es casual no lo es nunca:

1. El pendiente tiene que ser grande. Un pendiente que se vea a la legua y que hable por sí solo. Llevar un solo pendiente enano es de sosainas.

2. Si quieres hacer una compensación con la otra oreja, péinate el pelo hacia el lado de la que va desnuda, a lo Veronica Lake. Más glamourosa imposible. Esta es mi opción.

3. Si aún así te ves rara con sólo un pendiente, puedes acompañarlo de otro minúsculo que vaya a juego con alguno de los elementos del gigante.

4. En cuanto a los materiales que más se llevan, son aquellos que están hechos de eslabones, cadenas, tuercas…

5. Y resígnate: que tengas claro que te van a decir muchas veces: “¡se te ha perdido un pendiente!, ¡te falta un pendiente!”. Tened paciencia, chicas, no todo el mundo es tan fashion como vosotras. :o)

Under the photos, English version

Solo un pendiente 1 Solo un pendiente 2 Solo un pendiente 3 Solo un pendiente 4Sólo un pendiente 6

Solo un pendiente 5

 

Today, an easy trend to jump on board with. Find your biggest, flashiest earrings and wear only one. That´s it!, not too tough or expensive. 

If you feel empty the other ear, you can try a purposeful sweep of hair over it. And, please, don´t lose patience: Several people at the office and at after-work drinks will comment on your look. “I think you’ve lost an earring”. You have to understand: nobody is as trendy as you. 

Look embarazo 1

Ya está. Ahora sí que sí es necesario un look embarazo porque, mamá, te voy a hacer abuela. :o)

Tres meses y medio, y en proceso de desparrame. Cuando, allá por septiembre, me enteré, creí que el bombo me iba a crecer todo de golpe. Pero no, oye, resulta que el cuerpo es tan sabio que te da una tregua para que te vayas acostumbrando psicológicamente. Y es que hay que reconocerlo: yuyu, lo que es yuyu, te da. Sí, te da.

Pero, como os decía, ahora sí que sí. He tenido que contarlo porque ahora ya es que va creciendo por días y, aunque ni yo me lo creo, resulta que no me importa. Ya tendré años para volver a mi peso, aunque sólo sea por la inversión que tengo hecha en ropa. Si no, ¡qué ruina!

¿Y el instinto? Yo qué sé. Se debió quedar en algún rincón de mi existencia, pero lo que es un hecho es que la ogra come-niños va a ser mamá. Por ahora sólo me ha dado por el sabor salado y por soñar pesadillas tontísimas. Menos mal que mi marido tiene instinto de ese por los dos, que él sí que sabe.

No me entendáis mal. ¡No puedo estar más feliz!, pero no me pienso poner blanda, en plan llanto y eso. Que no, que no, que eso a mí no me va a pasar. Y por cierto, un aviso a navegantes: está prohibido tocarme la barriga, que ya ha venido alguno con la mano estirada y toda la intención.. El que se atreva a hacerlo, que se atenga a las consecuencias.

 Tras la desnuda exposición de los hechos, pasaremos a analizar dos realidades:

1. Reconocedlo. Algunas vais a disfrutar un montón viendo cómo me pongo como un bollo centollo.

2. El blog va a dejar de llamarse Go Fashion Go! A partir de ahora le cambio el nombre por Go Gorda Go!

Look embarazo 1

Look embarazo 2 Look embarazo 3 Look embarazo 4

Calle

Capa: Stradivarius
Falda: Lío de Faldas
Blusa: Mango
Zapatos: Bimba&Lola
Calzas: Calzedonia
Boina: Zara
Lazo: De mercería
Bolso: Marc Jacobs

Fotos: Rafael Hayas

1 2 3 159