La ventaja que tiene no tirar nunca nada es que a la hora de combinarte, tienes muchas posibilidades antes de decidirte a cerrar cualquier outfit. Más allá de lo que se lleve o no, está el saber combinar la ropa entre sí, por sus tejidos, forma, tamaño y, sobre todo, color. Sólo hay que dedicar un poquito de tiempo a pensar en ello. En este caso, he mezclado un vestido de verano con una chaqueta del tejido invernal por antonomasia: el terciopelo. En cuanto al color, he optado por el trinomio granate-fucsia-morado. ¡Yo creo que funciona! ;-D (o por lo menos lo intento).

I think that the correct way you combine your clothes is more important than being trendy or not. Today I team a summer dress with a velvet winter jacket. I like the fuchsia-wine-purple- three colours effect. I don´t know if I achive “the look” or not, but I think it works! (at least, my own style). 😀

Jacket/Chaqueta: Roberto Verino.
Dress/Vestido: Mango.
Necklace/Collar: Uterqüe.
Clutch/Cartera: Uterqüe.
Shoes/Zapatos: Zara.
Gloves/Guantes: Ángel Schlesser.

Photographer: Rafael Hayas.