Bolsos

Bolso redondo de mimbre: el bolsazo del verano 2017

El bolso redondo de mimbre es el bolso del verano. Un bolso sin marca ni padre conocido, sí, pero para qué los necesita.

Se lo comentaba a mis amigas hoy. Tenemos que hacer un regalo y ha sido una de las propuestas que me han parecido más graciosas para una amiga muy fashion. Como ya hay alguna que otra que me ha preguntado dónde comprarlo, he decidido subir este post.

Este bolso se ha hecho viral este verano, motivo por el que he pensado que, en plan rapidito, podía contároslo a todas, no sólo a mis amigas. Que yo sepa, el bolso redondo sólo está a la venta por internet, aunque es cuestión de tiempo que las marcas de siempre empiecen a clonarlo cada una a su estilo.

Se llevan también más grandes y de esparto o rafia, siempre redondos, pero personalmente me quedo con el pequeñito hecho de mimbre.

Si queréis saber dónde adquirirlo, pinchad sobre los siguientes enlaces que os propongo.

El más colorido es el que lleva pompones. Si os gusta el bolso redondo con borlas, click aquí. El que más se lleva, sin embargo, es el del lacito (click aquí). También existe en dos versiones de asas: con asa doble y trenzada (click aquí) o con asa sencilla (click aquí).

El precio oscila entre los 40 y los 140 €. A mí parece monísimo para un look fresquito. ¡Buena compra!

Resultado de imagen de bolso redondo mimbre blogger

Resultado de imagen de bolso redondo mimbre instagram

Imagen relacionada

Redondo bolso paja bolso de mimbre redondo bolsa rota - cinta

 

Gucci Dionysus bag: bolso más deseado de 2016

Gucci Dionysus bag, el bolso del año. Lo es, al igual que el año pasado lo fue el bolsito de YSL con la borla dorada que mostraré en próximos looks.

Los bolsos clásicos de ciertas marcas no pasarán de moda jamás: el Kelly de Hermés, el Amazona de Loewe, el Speedy de Louis Vuitton, el 2.55 de Chanel, etc. Próximamente les dedicaré un post a todas estas joyas, que se lo merecen. Pero hoy no os hablo de un clásico, sino de un bolso que está llamado a serlo, pues creo que se va a convertir en un icono de la marca. La rotundidad de esa hebilla, tan elegante y moderna, la cadena externa, tan tendencia, y la forma del bolso en sí hacen que una vez que lo ves, ya no lo puedas olvidar. Tiene forma clásica pero su variedad de colores hacen que te veas fashion y ya sabéis que verse fashion es fundamental.

Y ahí estoy. Que sí, que no, que sí, que no… Que no sé cuál elegir. ¿A vosotros cuál os gusta más? Estoy entre los dos primeros y el rojo completo. Madre mía, qué tentación y qué reflexión existencial: Quién quiere invertir en Bolsa pudiendo invertir en un bolso de estos.

Schultertasche Dionysus GG SupremeSchultertasche Dionysus mit GG Blumen-PrintTasche Dionysus aus GG Supreme Canvas mit BestickungBolso de Hombro Dionysus BloomsSchultertasche Dionysus aus VelourslederSchultertasche Dionysus aus VelourslederSchultertasche Dionysus aus Veloursleder
zx_de_promotion_728x90

The ‘Dionysus´ Gucci shoulder bag is the investment piece of the year. Even if you love the taupe canvas decorated with the brand’s iconic GG motif or if you die for the adorned with flower print, I think both styles will stand the test of time. Day to night, working or partying,I don´t know which one is my favorite…. All.

¿Dónde comprarlos? En mytheresa hay modelos que incluso no están en la página web de Gucci. Os recomiendo mirar en ambos sitios si os decidís por uno.

M2Malletier: Bolsos arquitectonicos

M2Malletier, bolsos inspirados en las líneas puras de la arquitectura contemporánea.

Hace tiempo y por circunstancias de la vida, me invitaron a dar una charla sobre la relación existente entre la moda y la arquitectura. Qué pena que no me acordé de la marca M2Malletier. Me habría venido perfecta para ilustrar la identidad.

Tendríais que haber escuchado a esta humilde abogada hablando sobre arquitectura y la imaginación que tuve que echarle al asunto para relacionarla con la moda actual. No me corté, no. Ya sabéis qué palique tengo.

No es que sepa muchísimo sobre arquitectura contemporánea, aunque algo se me ha ido pegado por aquello que dicen de los que duermen en el mismo colchón. Han sido 15 años de Arquitectura y Diseño, Diseño Interior, 2G, las fantásticas y asequibles obras de Taschen sobre Tadao Ando y muchos genios más, etc. He visto planos, alzados y secciones de esas hasta hartarme. Ya hasta le doy mi opinión a  mi marido sobre sus proyectos. Puedo seguir sin pestañear una conversación sobre el gran Alvaro Siza, su preferido; sobre la Casa de la Cascada o incluso relativa a la Escuela de la Bauhaus. Y digo sin pestañear porque el tema me interesa. E incluso me gusta. Quién me lo iba a decir… A mí, que no sé trazar una línea recta ni con regla.

No siempre he podido mencionar tantos nombrajos seguidos al tuntún. Antes tenía una ignorancia completa sobre la cuestión. El día que conocí a mi marido le solté con mucho desparpajo que si las casas no se caían era por una especie de milagro y que todos los arquitectos me parecían unos esnobs con mucha pose. Para mí todo se reducía a paredes, techos y tejado. Él mencionó forjados, cubiertas, lucernarios, dobles alturas e, ignorándome un poco, se puso a dibujar tan contento en una servilleta de papel. Mi cara de póquer debió de hacerle gracia. Sin duda tenía mucho campo de enseñanza conmigo. La cuestión es que en un mes ya había transformado mi forma de ver cualquier construcción. ¡Me cambió el gusto en un mes! Y eso que le advertí que yo era “una chica clásica y muy seria” y que si alguna vez me hacía una casa sería “clásica seguro“. (Ja).

Antes de ayer hizo 15 años que empezamos a salir. Me retiró definitivamente del mercado disponible. Gracias a Dios, cuántos disgustos. Hace ocho que nos casamos y nueve meses que tuvimos un hijo. La chica clásica pasó a querer ser fashion, y el chico esnob resultó no serlo. Ni él ni sus amigos, algunos de los cuales resultaron ser más interesantes que los de mi gremio y sus pleitos.

La vida me llevó a terminar hablando de arquitectura y moda. Y la vida y tantas lecturas me han traído a ver en unos bolsos unas líneas limpias y rotundas, una vuelta a lo esencial, una sencillez elegante, unos acabados orgánicos que se funden con cualquier look y a su servicio… A verlos y a que me recuerden a la Casa de la Cascada. A verlos y saber que hace 15 años me cambió la vida… Feliz aniversario.

Nota aclaratoria: Este post no significa que haya vuelto. Significa que me lo estoy pensando activamente. Gracias a los que me animáis.

 

1 2